Os enseño un truco muy fácil para hacer el cambio de aderezo sin dolor.

Cambiar el aderezo de fallera es un drama en muchas ocasiones. Si dormimos con el moño hecho, el pelo se seca mucho y, al cambiar las agujas, sufrimos un montón de tirones. Por eso, en este vídeo os propongo el truco del tubito para facilitaros el cambio de aderezo.

Sé que, durante la semana fallera, muchas dormís varios días con el moño de fallera hecho. Así, simplemente cambiando el aderezo, podéis llevar trajes con distintos metales sin necesidad de despeinaros. El objetivo de este truquito es que ese cambio se produzca sin dolor. Os aseguro que lo he probado con muchas clientas y ha funcionado muy, muy bien.

Con un trocito del tubo del jabón de manos vais a conseguir crear un espacio por donde pasar el pincho.

Para poner en práctica este truco sólo necesitáis una botella de jabón de manos vacía que tenga dosificador. Tenéis que sacar el tubo que lleva dentro la botella, lavarlo y cortar un pequeño trozo de unos dos centímetros y medio.

Ese trocito de tubo lo tenéis que colocar por dentro de la coleta. Después pasáis por ahí el pincho del aderezo (primero el canó y luego la espasa). Así creamos un espacio libre de pelo por el que pasar las agujas. Cuando queráis cambiarlas, simplemente tenéis que cambiar una espasa por otra y luego colocar el canó del nuevo aderezo. Como las agujas pasan por el tubo en vez de por el pelo, no se producen los odiados tirones.

Espero que os guste mucho este truco y que lo pongáis en práctica estas fallas.

Peinado realizado con los productos para falleras de Peinaditos:
GOMINA PARA FALLERAS

CERA PARA FALLERAS

BRILLO PARA FALLERA