Este truco para que no duelan las peinetas es súper fácil, rápido y barato. ¡Basta con un poquito de esparadrapo y listo!

Seguro que os ha pasado. Estáis tan tranquilas, con vuestros moños perfectos, vuestros rodetes en su sitio, sin dolor y, de repente, las peinetas laterales empiezan a caer en picado y a clavarse en la oreja inexplicablemente.

Por eso, ¡os traigo este truco para que no duelan las peinetas! Os tengo que confesar que la invención no es mía. Le debo este tip a Noelia, la mamá de Ariadna García, Corte de Honor de la FMIV de 2017. Ella siempre tenía problemas con las peinetitas que se le acababan clavando en la oreja. Su mamá le forró las puntas de las peinetas con forro de terciopelo y ¡se acabó sufrir!

Yo he reinventado este truco para que no duelan las orejas y lo he hecho con esparadrapo. También da muy buenos resultados y es súper fácil de conseguir.

Sólo tenéis que forrar las puntitas de las peinetas con un poco de esparadrapo y así evitaréis que las púas se os claven en las orejas. Eso sí, tenéis que evitar forrar las púas de los extremos por si acaso se ven un poco al ponernos el rodete. Es un truco súper rápido, fácil y barato. Sólo os llevará 10 segundos preparar vuestras peinetas y proteger vuestras orejas.

Espero que estas fallas os acordéis de mí cuando vayáis felices y sin dolor con vuestros tres moños. Si os ha gustado, dejadme vuestros comentarios cuando probéis este truco para que no duelan los rodetes.